¿Cuál es la temperatura ideal para calefacción?

La temperatura ideal de la calefacción para ahorrar energía sin perder confort es entre 19 y 21ºC, según el Instituto para la Diversificación del Ahorro y la Energía (IDAE). Cada grado que subimos la temperatura aumenta el consumo de energía y la factura en un 7%.

Temperatura ideal calefacción

Temperatura ideal de la caldera

  • Calderas de condensación: La temperatura debe estar entre 50 y 60ºC. En días muy fríos, puede necesitarse subir un poco más.
  • Sistemas de suelo radiante: La caldera debe estar entre 35 y 50ºC.

Temperatura de los radiadores

En una instalación de radiadores de alta temperatura, el agua debe estar a unos 60 grados como máximo. En los radiadores de baja temperatura, el agua debe estar entre 35 y 40 grados.

Regulación de la temperatura de los radiadores:

  • Válvulas termostáticas: Ajustan automáticamente la temperatura en cada radiador, permitiendo alcanzar la temperatura deseada en cada habitación. Esto evita calentar todas las estancias con la misma intensidad.
  • Cabezales termostáticos: Ofrecen mejor control del consumo de energía y una distribución uniforme del calor. Estas válvulas se ajustan automáticamente según la temperatura ambiente, cerrando el flujo de agua si la habitación se calienta por el sol o más personas presentes.

Temperatura ideal para agua caliente ACS

La temperatura del agua caliente sanitaria varía según el tipo de caldera. En una caldera mural mixta instantánea, debe estar entre 40 y 50ºC. En una caldera con acumulador, es mejor regularla a unos 55ºC. Para disfrutar de una buena temperatura en casa sin gastar demasiada energía, usa sistemas de regulación y control

Temperatura ideal calentador de agua

Aunque depende del fabricante, muchos calentadores mantienen el agua a 60 grados, lo cual es demasiado para ducharnos. Lo ideal para la ducha es tener el agua a menos de 40 grados.

Entonces, ¿a qué temperatura debemos mantener el agua del calentador? Si solo la usas para ducharte, lo mejor es mantenerla a unos 40 grados, y nunca más de 45. Esto es suficiente para que el agua llegue caliente a la ducha sin desperdiciar energía.

Reducir la temperatura del calentador de 60 a 40 grados no hará que el agua de la ducha esté más fría; solo evitará el derroche de energía. Ducharse a unos 38 grados es común, y no importa si el calentador está a 40-45 grados o a 60. En el segundo caso, estarías calentando agua en exceso innecesariamente.

Termostatos para regular la temperatura de la calefacción

Hay varias formas de medir y regular la temperatura en casa. Los termostatos de ambiente mantienen la temperatura constante y, conectados a la caldera, ayudan a ahorrar energía.

Opciones para regular la calefacción:

  • Termostatos digitales programables: Permiten programar diferentes temperaturas para distintos horarios, ajustándose a las necesidades del hogar.
  • Termostatos modulantes: Son los más eficientes porque reducen la potencia de la caldera cuando se alcanza la temperatura deseada, aprovechando mejor la energía.
  • Termostatos con control WiFi: Permiten controlar la calefacción desde una aplicación móvil o mediante control de voz con dispositivos como Alexa o Google Home.

¿Quieres ahorrar en tu calefacción? Consúltanos, te asesoramos sin compromiso. 

¿Quieres ahorrar en tu calefacción?

Te asesoramos sin compromiso para que ahorres en tu calefacción

Te asesoramos