Transformar tu caldera de butano a gas natural: Eficiencia y ahorro

¿Transformar mi caldera de butano a gas natural? El gas natural se destaca como una de las opciones más rentables en comparación con otras fuentes de energía tales como el butano, propano o gasóleo. Los usuarios que actualmente cuenten con sistemas a base de butano tienen la posibilidad de cambiar a gas natural, siempre y cuando la infraestructura de suministro de gas natural esté disponible en su área.

Transformar butano a gas natural

Te asesoramos durante todo el proceso de instalar gas natural

Gas natural vs Butano

El gas natural es preferido por muchos usuarios sobre el butano. Este destaca por su comodidad y precio más económico. Ofrece facilidades como el suministro directo canalizado sin necesidad de almacenar bombonas, a diferencia del butano. Además, su uso es más viable para sistemas de calefacción, dado que el butano requeriría numerosas bombonas para este fin.

En términos de precios, el gas natural tiene casi la mitad de precio que el butano. Esto se debe a su proceso de extracción más sencillo y a una red de distribución que reduce su precio.

Además, el gas natural es menos contaminante y más seguro debido a su menor densidad en comparación con el butano, lo que disminuye el riesgo de explosión.

El butano presenta problemas en zonas frías, ya que su punto de ebullición más alto puede impedir la vaporización adecuada, provocando pérdida de combustible y de dinero. En resumen, el gas natural se impone sobre el butano en aspectos como comodidad, precio, seguridad y rendimiento, especialmente en sistemas de calefacción y en climas fríos. Gas natural o butano

SuministroRegulaciónPrecio/kWh con (IVA)
Gas Natural

Regulado

Libre

0,07€/kWh*

0,13€/kWh*

Butano

Libre

0,15€/kWh*

Propano (Bombona)

Regulado

Libre

0,11€/kWh*

0,16€/kWh*

Propano (En depósito)

Regulado

Libre

0,09€/kWh*

0,17€/kWh*

Cambiar mi caldera de butano a gas natural

Aquellos consumidores que prefieran dejar de usar bombonas de butano y opten por la conveniencia y seguridad que ofrece el gas natural, pueden solicitar la instalación de gas natural mismo en su hogar contactando a un instalador certificado de gas.

Tras la aprobación del presupuesto, nos encargaremos de realizar todas las obras necesarias, excepto la conexión de la línea de gas natural, que debe ser llevada a cabo por la compañía distribuidora.

Una vez completada la instalación, el instalador proporcionará los certificados requeridos tanto al cliente como a la compañía distribuidora. Luego, la distribuidora realizará una revisión de la instalación para asegurarse de que está correctamente ejecutada. Tras esta comprobación, otorgará al usuario un código CUPS, un elemento esencial para que este pueda proceder a contratar el servicio de gas natural.

Precio cambiar de butano a gas natural

El precio de cambiar una instalación de butano a gas natural no es uniforme, ya que varía según varios factores como la complejidad de la instalación, el tipo de propiedad, la capacidad y el modelo de la caldera, así como la cantidad de equipos a instalar.  Antes de realizar la instalación proporcionamos un presupuesto detallado previamente.

En algunas ocasiones, la transición de una instalación de gas butano a gas natural puede beneficiarse de subvenciones ofrecidas por la compañía distribuidora o por la comunidad autónoma donde vive el usuario. Un ejemplo de esto es el Plan Renove de calderas, un incentivo que algunas comunidades autónomas brindan para reemplazar calderas de butano, propano, gasoil o carbón por opciones menos contaminantes, como las calderas de condensación de gas natural.

Actualmente en Naturclima disponemos de promociones especiales para que la instalación del gas natural sea totalmente gratis. Incluyendo la transformación de tu caldera de butano a gas natural.

Te asesoramos durante todo el proceso de instalar gas natural

Transformación de cocina de butano a gas natural

Una duda frecuente entre usuarios que quieren pasar de butano a gas natural es si necesitarán cambiar su cocina actual. La buena noticia es que no hay grandes diferencias entre las cocinas de butano y las de gas natural, por lo que pueden seguir utilizándose simplemente cambiando los inyectores.

Para reemplazar estos inyectores, también llamados chiclés, se deben desmontar los quemadores de la cocina. Usando una llave hexagonal, se cambian los chiclés de butano por los de gas natural uno por uno. Los inyectores de gas natural son aproximadamente un 35% más grandes en diámetro que los de butano, con una relación de equivalencia de 1,35.

Esta adaptación es similar en el caso de los calentadores de butano. Algunos usuarios que adquirieron calentadores de butano y luego vieron llegar el suministro de gas natural a su área, optan por no descartar su inversión inicial. En su lugar, contactan con una empresa autorizada para instalar un kit de conversión, permitiendo así que el calentador funcione con gas natural.

Pasos para transformar caldera de butano a gas natural

Los siguientes pasos para transformar una caldera de butano a gas natural tienen que ser realizados por un técnico certificado.

  1. Cortar el suministro de gas: Asegúrate de que el suministro de gas esté completamente cortado antes de comenzar cualquier trabajo.
  2. Localizar los inyectores a sustituir: En tu caldera o calentador, identifica los inyectores que necesitas cambiar.
  3. Desmontar el cuerpo de quemadores: Retira el soporte de los inyectores desmontando el cuerpo de quemadores.
  4. Desenroscar y reemplazar los inyectores: Utiliza la herramienta adecuada para desenroscar cada inyector de butano y reemplazarlo por uno de gas natural.
  5. Limpiar el quemador: Antes de instalar los nuevos inyectores, limpia el quemador para eliminar restos de hollín, utilizando una brocha o un compresor de aire.
  6. Instalar los nuevos inyectores: Coloca primero los inyectores nuevos con la mano para asegurar que la rosca encaje correctamente, y luego ajústalos con la herramienta, pero sin apretar demasiado.
  7. Reinstalar el quemador: Una vez que los inyectores estén en su lugar, vuelve a montar el quemador en su posición original.
  8. Abrir la llave de gas y comprobar: Finalmente, abre la llave de gas para verificar que todo esté instalado correctamente y que no haya fugas.

¿Puedo cambiar mi caldera de butano a gas natural?

No existen impedimentos para conectar un sistema de calefacción de gas natural a gas licuado de petróleo (GLP). En el caso de un calentador, el procedimiento clave es el cambio de los inyectores del calentador de butano a gas natural, incluyendo también el cambio del chiclé de la llama piloto. Estos mismos pasos y beneficios aplican tanto para la conversión de un calentador de gas natural a butano como para una caldera.

Este proceso de adaptación se realiza para ajustarse a la diferencia en la presión de envasado entre ambos gases: el butano se envasa a una presión más alta (30 g/cm2) en comparación con el gas natural (20 g/cm2). Para realizar esta conversión correctamente, es esencial adquirir un kit de inyectores específico para el modelo de caldera y quemador que se posea.

Calcula lo que puedes ahorrar cambiándote al gas natural

Paso 1 de 5

¿Dónde quieres utilizar los servicios de gas natural?