Guía para crear Comunidades Energéticas

¿Cómo podemos crear Comunidades Energéticas? Descúbrelo paso a paso con nuestra guía completa.

Guía para crear comunidades energéticas

¿Qué son las comunidades energéticas?

Las comunidades energéticas son grupos de personas que se unen para gestionar, producir y consumir su propia energía limpia. Estas comunidades, basadas en la descentralización y la democracia participativa, demuestran que se puede cambiar el sistema energético: con ellas dejamos de depender de las multinacionales, devolvemos el poder a las personas y luchamos contra la crisis climática.

 

La ONG Amigos de la Tierra lanza esta semana una guía completa para crear comunidades energéticas paso a paso. La han publicado en formato microsite y bajo el nombre de «Comunidades energéticas, una guía práctica para impulsar la Energía comunitaria». Así, su objetivo es ofrecer una información práctica y pormenorizada a las personas y colectivos que quieran crear una comunidad energética para producir energía renovable.

Las comunidades energéticas están empezando a coger fuerza a lo ancho y largo del territorio. Sin embargo, todavía queda un largo camino que recorrer para su implantación en gran parte de los municipios españoles. Éstas son una pieza clave para avanzar en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Así como para la implantación de energías renovables descentralizadas. A través de una participación democrática, contribuyendo a generar comunidades resilientes, indispensables en la adaptación al cambio climático. En este sentido, la ciudadanía está siendo realmente la pionera y la impulsora de esta nueva concepción de la producción y la gestión de la energía.

¿Por qué crear una comunidad energética?

comunidades energeticas

Combatir la emergencia climática.

Contribuye a la descarbonización de la economía y afrontar la emergencia climática.

 
sol guía 2

Democracia

Es justicia energética. Las personas deciden cómo, dónde y cuánta energía consumir.

comunidades energeticas

Economía cooperativa

Fomenta una economía y sociedad que se fundamenten en la colaboración en vez de la rivalidad, teniendo en cuenta los límites que impone nuestro planeta.

 
Guia para comunidades energéticas. Aficlima Solar

Reducción de la pobreza

Disminuye la pobreza energética, la factura de la luz y las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social pueden formar parte y mejorar.

Brecha de género

Reducción de la brecha de género

Promueve la equidad de género a través de la participación plena de ambos géneros por igual.

 

 

 
Comunidades energéticas

Integración

Facilita la inclusión de colectivos que tradicionalmente han estado subrepresentados en el ámbito energético.

 
Mejora tu Confort

Mejor empleo del suelo

Al disminuir la necesidad de llevar a cabo grandes proyectos de energías renovables, se consigue preservar los usos tradicionales del suelo, como la agricultura, la ganadería y la conservación de la naturaleza.

 
 
Equilibrio y revitalización

Equilibrio y revitalización

Al revitaliza la economía local –el dinero se queda en la comunidad– y aumenta la cohesión social.

 

Comunidad energética

imagen de guia para crear comunidades energéticas

La proliferación de las comunidades energéticas es una oportunidad para luchar contra la pobreza energética. Al igual que para disminuir las emisiones, incidir en la participación de las mujeres y de colectivos vulnerables e infrarrepresentados. De este modo se actúa como vector del cambio que la sociedad requiere ante la crisis ecológica. Y todo esto al mismo tiempo que se refuerza el tejido productivo local.

La ciudadanía ha sabido leer su importancia, así que urge por parte de las administraciones regular su funcionamiento y promover su implementación de manera ordenada, eficiente y equitativa.

El Gobierno debe transponer la Directiva Europea REDII a finales del mes próximo. Ello junto con el aumento de fondos destinados a la Transición ecológica en los PGE para 2021 corresponden una oportunidad única para la transición ecológica que España necesita. En este sentido, son necesarios objetivos vinculantes y medidas concretas de impulso de las comunidades energéticas.

Amigos de la Tierra lleva años trabajando para impulsar la energía comunitaria. Siempre con el fin de poner la energía renovable en manos de las comunidades y de la ciudadanía, restando poder a la industria de los combustibles fósiles y promoviendo una transformación profunda del sistema energético sin poner en peligro los límites naturales del planeta ni la seguridad de suministro.

Fuente: Cuentamealgobueno periódico de buenas noticias.

 

Solventando problemas

La creación de comunidades energéticas tiene un gran potencial. Sin embargo, las trabas burocráticas con las que se encuentra la población suelen ralentizar y complicar el proceso. Del mismo modo, se tienen que ir tomando eleccciones como la forma jurídica, los objetivos del proyecto o el tipo de energía renovable, entre otras cuestiones.

Lo cuál también dificulta el trabajo. Por este motivo, Amigos de la Tierra lanza esta guía donde paso a paso explica el camino a seguir para conformar una comunidad de este tipo y no perderse en una carrera de obstáculos.

En la guía, se orienta a la ciudadanía sobre cómo elegir la forma jurídica más adecuada en la creación de su comunidad. Así como la forma de contactar con la administración responsable en su municipio.

O sobre las posibles financiaciones de las que dispone o los impedimentos más comunes y cómo sortearlos. Los pasos pueden seguirse en la microsite que cuenta con la información más completa explicada de una forma comprensible y dinámica para facilitar todo el proceso en la medida de lo posible.

“La necesidad de afrontar el reto de actuar frente a la emergencia climática por parte del conjunto de las administraciones y agentes sociales. Y además realizarlo de forma equitativa y justa hace de la energía comunitaria y las comunidades energéticas una herramienta de transformación ambiental y social. Esperamos que esta guía contribuya a impulsarlas por toda la geografía”, señala Cristina Alonso Saavedra, responsable de Justicia climática y energía de Amigos de la Tierra.

Guía paso a paso crear comunidades energéticas.

1. Necesitas un equipo resistente, motivado y adaptable.

El poder de la comunidad se centra en la unión y es posiblemente una de las partes más complejas al comenzar una comunidad energética. Quizás ya exista un equipo al que puedas unirte o tal vez debas establecer uno nuevo. Las comunidades energéticas pueden ser tanto pequeñas como grandes en tamaño. Al buscar posibles compañeros de equipo, considere a aquellos que podrían estar interesados ​​en involucrarse. ¿Quién sabe que tiene habilidades para resolver problemas? ¿Quién está dispuesto a asumir responsabilidades dentro de tu comunidad?

Sugerencias importantes:

  • Elabora una lista de contactos con los que desees compartir tus ideas.
  • Comienza con algo pequeño y avanza gradualmente hacia proyectos más grandes. Sé paciente, ya que la experiencia demuestra que es más fácil atraer a más personas una vez que el proyecto está en marcha.
  • Considera unirte a un equipo diverso y conectado, liderado por un grupo motor sólido, motivado y con una variedad de habilidades complementarias.

2. Selecciona la estructura adecuada para tu proyecto

Existen varias estructuras legales que se pueden utilizar para establecer comunidades energéticas locales, tales como cooperativas, consorcios, empresas de interés comunitario, fundaciones, organizaciones sin fines de lucro, fideicomisos y asociaciones. La estructura legal más adecuada dependerá de las necesidades específicas de tu comunidad y de las regulaciones aplicables a las cooperativas y organizaciones en tu país.

Además, hay otras opciones que combinan estas estructuras y vinculan las actividades de la comunidad energética a una organización ya existente. Sin embargo, lo más importante es el objetivo y las acciones que se emprendan para apoyar la democracia energética, y no tanto la estructura elegida.

3. Comunícate con la persona responsable de energía local

Es crucial establecer una colaboración con el gobierno municipal, ya que los proyectos de energía comunitaria más exitosos en Europa han involucrado una alianza entre la comunidad y las autoridades locales.

Para los gobiernos municipales y regionales que promueven la energía comunitaria en su área, los beneficios son abundantes y, a menudo, después de una primera experiencia exitosa, emprenden nuevos proyectos por su cuenta.

El municipio puede brindar apoyo de diversas maneras, tales como proporcionar regulaciones favorables, concienciar a la población, comprar energía o calefacción, financiar o avalar el proyecto, compartir recursos, desarrollar plataformas, facilitar el diálogo y/o ser un socio directo en la iniciativa.

Sugerencias importantes:

  • Destaca los beneficios económicos y ambientales de la energía comunitaria al comunicar tu proyecto.
  • Trata de obtener el apoyo de todas las fuerzas municipales posibles para impulsar el éxito de tu iniciativa.
  • Anima al equipo de gobierno a firmar el Pacto de los Alcaldes para demostrar su compromiso con la reducción de emisiones y el fomento de soluciones energéticas sostenibles en la comunidad.

4. Define el objetivo de tu proyecto

A menudo, cuando se piensa en energía comunitaria, se imagina un grupo de personas felices junto a una granja eólica o una planta solar. No obstante, la propiedad ciudadana de la energía no se limita solo a la electricidad, y la democracia energética también se extiende a los sectores de calefacción y transporte.

Para hacer que todo el sistema energético sea más sostenible, se requieren acciones locales y eficientes no solo en términos de electricidad, sino también de calefacción, refrigeración y transporte. Es crucial abordar estos aspectos de manera integral para lograr un sistema energético más sostenible y eficiente.

Sugerencias importantes:

  • Realiza una evaluación de los recursos naturales disponibles en tu localidad.
  • Analiza la viabilidad económica de la tecnología que planea utilizar.
  • Investigue los permisos necesarios para llevar a cabo el proyecto.
  • Busca opciones de financiamiento público o privado que puedan estar disponibles.
  • Investigue la posibilidad de vender la energía generada y cómo llevar a cabo la venta

5. Selecciona la energía a producir

La producción y venta de energía es un aspecto fundamental para las comunidades energéticas, ya sea como actividad principal o complementaria. Esta tarea es crucial, ya que permite reducir el uso de combustibles fósiles, contribuyendo así a mitigar la emergencia climática y favoreciendo la economía local.

Aunque algunas comunidades energéticas crecen hasta ser capaces de producir energía a partir de diversas fuentes, para empezar es importante tener en cuenta diferentes tecnologías que pueden utilizarse, por lo que hemos elaborado una lista de opciones a considerar: Eólica, Solar, Bioeléctrica o Biomasa.

6. Gestión de permisos y documentación administrativa y de red.

Una vez que tengas definido tu proyecto y la tecnología que vas a utilizar, es importante que te informes sobre los permisos y gestiones administrativas necesarias para llevar a cabo. Esto incluye la obtención de licencias, permisos y autorizaciones, así como la conexión a la red eléctrica si es necesaria.

Asegúrese de conocer bien los requisitos y plazos para cada uno de estos trámites, y no dude en contactar con los organismos responsables si tiene dudas o necesita asesoramiento. Recuerda que cumplir con todas las obligaciones legales es fundamental para que tu proyecto pueda desarrollarse con éxito y sin problemas en el futuro.

En España, las empresas distribuidoras de electricidad son dueñas y administradoras de las redes de distribución, y controlan el 85% del mercado. Si necesitas conectarte a la red eléctrica, es posible que se retrasen o pongan condiciones adicionales, y pueden aprovechar la falta de información. Es recomendable buscar asesoramiento de comunidades energéticas cercanas que hayan pasado por el mismo proceso.

 

7. Obtener financiamiento

El principal reto para un proyecto de energía comunitaria es la financiación. Necesitarás financiación en todas las etapas, desde la planificación hasta la operación. Algunas opciones de financiación son: subvenciones, crowdfunding, préstamos bancarios, financiación por terceras partes, leasing, fondo cooperativo y apoyo municipal. Es importante tener en cuenta que no a todo el mundo se le da bien la captación de fondos, así que asegúrate de contar con personas que puedan ayudarte en esta tarea. También es recomendable hacer una combinación de varias fuentes de financiación.

8. Supera los principales retos

A pesar de que puedas encontrarte con varios desafíos en tu camino, no te rindas. Las Directivas Europeas están a favor del fomento de las comunidades energéticas, lo que significa que pronto habrá más facilidades y el éxito que logres también será un éxito para otras comunidades.

A continuación, te mostramos algunos de los obstáculos más habituales para que puedas estar preparado y enfrentarlos con determinación:

En primer lugar, se encuentran los conflictos internos en el grupo, que pueden prevenirse con un acuerdo claro y una buena dinámica de comunidad. En segundo lugar, la falta de financiación, que puede resolverse dedicando tiempo y energía y reduciendo el volumen del proyecto si es necesario. En tercer lugar, se deben obtener permisos y licencias necesarios, lo que requiere investigar las regulaciones locales y trabajar con consultoría profesional. Cuarto, hay que superar las trabas administrativas al solicitar permisos y licencias y negociar con las autoridades y bancos. Finalmente, es posible que se encuentre oposición local a las renovables, lo que se puede abordar minimizando impactos y demostrando los beneficios sociales y económicos del proyecto a la comunidad. También se sugiere retomar el control de la red local de distribución para gestionarla de manera más eficiente, descentralizada y renovable.

Pide ya tu presupuesto sin compromiso para disfrutar de la energía fotovoltaica

Ahorra hasta un 70% instalando placas solares

Contáctanos