Domótica para la calefacción | Comodidad y ahorro

Un sistema de domótica para calefacción es una herramienta que nos hace la vida más fácil y cómoda en casa. Al mismo tiempo, hace que nuestro sistema de calefacción use menos energía. Esto significa que gastaremos menos en combustible, ya sea gas, gasoil, biomasa o electricidad, lo que nos ayudará a reducir la factura de energía. Como normalmente el 47% de la energía que se usa en una casa se va en calefacción, estos sistemas domóticos pueden ayudarnos a reducir notablemente este consumo.

Domótica para calefacción

Te asesoramos para instalar domótica en tu vivienda o empresa

Ventajas de la domótica en la calefacción

La domótica mejora la calefacción de tu casa de varias maneras:

  1. Comodidad: Puedes controlar la temperatura de cada habitación o radiador desde tu smartphone, sin necesidad de ajustar manualmente cada radiador. El sistema se ajusta automáticamente según tus preferencias o si alguien está en la habitación.
  2. Confort: Elige cuándo y a qué temperatura calentar diferentes áreas de tu casa. Por ejemplo, puedes programar una temperatura más cálida por la mañana y una más baja cuando no haya nadie en casa. La domótica se encarga de todo, manteniendo la casa a la temperatura perfecta en cada momento.
  3. Ahorro en calefacción: Controla de forma inteligente tu caldera y radiadores para reducir costes. Pequeños ajustes pueden hacer una gran diferencia en tu factura de energía. Por ejemplo, si abres una ventana, el sistema puede apagar automáticamente el radiador de esa habitación para ahorrar energía.
  4. Control de zonas: Crea áreas independientes en tu casa con diferentes temperaturas. Esto te permite calentar solo los espacios necesarios, ahorrando dinero y siendo más amigable con el medio ambiente. Este nivel de control forma parte de lo que se conoce como la experiencia de un hogar inteligente.

¿Qué sistemas de calefacción de pueden domotizar?

Todos los tipos de sistemas de calefacción se pueden adaptar para ser controlados de manera domótica. Esto significa que puedes programar cuándo se encienden y apagan, y ajustar las temperaturas según tus necesidades. Además, estos sistemas pueden adaptar la temperatura automáticamente según diferentes factores, como el clima exterior o si hay personas en la casa.

  1. Generadores de Calor: Equipos como calderas (de pellets, gas o gasóleo) o bombas de calor se pueden encender y apagar mediante un sistema domótico.
  2. Emisores de Calor: Elementos como suelos radiantes, radiadores o fancoils también pueden ser controlados por la domótica, permitiendo variar su funcionamiento según sea necesario.
  3. Elementos de Control: Los termostatos, sensores de temperatura y humedad, electroválvulas y otros dispositivos de control pueden integrarse en el sistema domótico. Esto les permite enviar información al sistema y actuar según las instrucciones programadas para mantener la temperatura ideal en tu hogar.

Calderas con domótica

Las calderas y la calefacción central pueden ser manejadas desde un solo lugar usando un termostato conectado. Además, es posible controlar individualmente cada zona.

También puedes configurar una automatización sencilla para cambiar automáticamente de un modo normal de calefacción a un modo que protege contra el congelamiento, llamado «Antihielo».

Hay termostatos que usan la tecnología Z-Wave y otros la tecnología IP.

Las calderas suelen controlarse mediante un interruptor que el termostato activa. Este interruptor puede estar dentro del termostato o ser un aparato separado. La energía para esto puede ser de 220V o de otro tipo. Antes de comprar un termostato consúltanos o puedes leer la documentación de tu caldera para más detalles.

Te asesoramos para instalar domótica en tu vivienda o empresa

Climatizar zonas de tu hogar

Para climatizar diferentes zonas de tu casa usando radiadores o suelo radiante con la ayuda de la domótica, lo que necesitas es instalar un sistema inteligente que te permita controlar la temperatura de cada área de manera independiente.

Válvulas inteligentes de radiadores

Las válvulas inteligentes para radiadores son dispositivos que controlan la cantidad de calor que emite cada radiador en tu casa. Funcionan reemplazando las válvulas normales de tus radiadores. Una vez instaladas, se conectan a un sistema central domótico, que puede ser un panel de control en tu casa o una aplicación en tu teléfono.

Puedes programar estas válvulas para ajustar la temperatura de cada habitación a tu gusto. Por ejemplo, puedes poner una temperatura más alta en el salón y más baja en los dormitorios. Estas válvulas regulan el flujo de agua caliente que entra en el radiador, controlando así la cantidad de calor que liberan.

Lo mejor es que puedes cambiar la configuración desde tu teléfono, incluso cuando no estás en casa. Esto te ayuda a ahorrar energía, ya que puedes apagar la calefacción en habitaciones que no estés usando, y asegura que tu casa esté a una temperatura agradable cuando llegues.

Domótica en suelo radiante

La domótica en suelo radiante permite controlar la temperatura de los pisos de tu casa de manera inteligente y automática. Funciona así:

  1. Sensores y Termostatos: Instalas sensores y termostatos inteligentes en diferentes zonas de tu hogar. Estos dispositivos miden la temperatura actual y se comunican con el sistema de calefacción.
  2. Conexión Centralizada: Todos estos dispositivos están conectados a una central de control, que puede ser un panel en tu casa o una aplicación en tu teléfono.
  3. Programación y Control: Desde esta central, programas la temperatura deseada para cada zona. Por ejemplo, puedes querer que el baño esté más calentito por la mañana y el salón por la tarde.
  4. Ajuste Automático: El sistema ajusta automáticamente el flujo de agua caliente que circula por el suelo radiante para alcanzar la temperatura que has establecido.
  5. Control Remoto: Puedes cambiar la temperatura de cualquier zona con tu teléfono, incluso si no estás en casa.

Precio de una calefacción domótica

El precio de un sistema de calefacción controlado por domótica puede variar mucho, dependiendo de varios factores. Por ejemplo, si tu sistema de calefacción actual ya está preparado para conectarse a sistemas domóticos, esto puede influir en el precio. Además, el tipo de sistema que elijas y qué tanto quieras que controle también afectará el costo.

Si decides por un sistema cableado, puede ser más confiable pero más complicado de instalar, especialmente si no estás haciendo reformas en tu casa. Los sistemas inalámbricos son más fáciles de instalar pero pueden tener problemas con interferencias.

El alcance del sistema también importa. Si solo quieres controlar la calefacción, costará menos que si también quieres controlar la iluminación y otros electrodomésticos. Es importante tener claro qué quieres hacer o controlar.

En promedio, un sistema de calefacción domótica podría costar unos 2.300€, pero esto puede cambiar según lo que ya hemos mencionado. Te recomendamos definir primero qué quieres controlar y luego consultar a un experto en domótica, quien podrá darte un presupuesto personalizado y aconsejarte sobre la mejor opción.

Descubre los beneficios de instalar domótica en tu calefacción

Ahorra hasta un 60% instalando domótica en tu hogar

Contáctanos