Los mejores sistemas de calefacción para tu hogar en 2024

Los sistemas de calefacción perfectos se adaptan a tu hogar, necesidades y presupuesto, ofreciendo confort y ahorro.

En España, el gasto medio anual en calefacción es de 640 €.

La biomasa y las bombas de calor, por economía y sostenibilidad, son opciones destacadas, aunque depende de las características de cada casa.

El mejor sistema de calefacción de 2024

¿Cómo saber qué calefacción es mejor?

No hay una respuesta única para la mejor calefacción, ya que depende de varios factores como el tamaño y tipo de tu casa, lo que necesitas y cuánto puedes gastar.

Cuando elijas calefacción, piensa en:

  • Tamaño de tu casa: No es igual calentar un lugar pequeño que uno grande.
  • Dónde está tu casa: La dirección a la que mira afecta cuánto calor necesitas.
  • Aislamiento: Si tu casa está bien aislada, ahorrarás más energía.
  • Uso de tu casa: Si calientas todas las habitaciones o solo algunas, si estás mucho tiempo en casa o no, y si es tu casa principal o secundaria.
  • Clima local: No es igual vivir en la costa que en el interior o en la montaña.
  • Precio de la energía: Fíjate en cuánto cuesta la electricidad, gas o cualquier combustible que uses, ahora y en el futuro.
  • Instalación: Piensa si necesitas obras para instalarla y si estás dispuesto a hacerlo.
  • Mantenimiento: Algunos sistemas necesitan más cuidados que otros.
  • Medio ambiente y ayudas: Considera si hay beneficios por usar energías renovables.

Recuerda, lo que funciona para ti puede ser distinto a lo que le conviene a otro. No solo pienses en el costo inicial, sino también en cuánto ahorrarás a largo plazo.

Te asesoramos durante la elección de sistema de calefacción

Mejores sistemas de calefacción por fuente de energía

Nuestros expertos han realizado un ranking con los sistemas de calefacción teniendo en cuenta la eficiencia y precio, tanto en costes iniciales como a largo plazo.

1️⃣Calderas de condensación: Prácticas y eficientes

En España, las calderas de gas son comunes, usadas por un 33% de los hogares para calefacción y agua caliente. Muchas de estas calderas no son de condensación y no son muy eficientes. Si tu caldera es antigua, considera cambiarla por una más moderna o por otra tecnología. Son buenas para casas en zonas frías.

Caldera de condensación a gas

VENTAJAS

  • Muy eficientes, con rendimiento de hasta 110%, más que las calderas viejas.
  • Calientan bien y son cómodas, incluso en mucho frío.
  • Menos costosas que los radiadores eléctricos, alrededor de 308 € al año.

INCONVENIENTES

  • Necesitas conexión a gas.
  • La instalación es cara, unos 4.000 € con radiadores incluidos.
  • Aunque más limpia que otras, sigue siendo un combustible fósil que emite CO2.

 

2️⃣Biomasa: Ecológica y económica

Las estufas y calderas de biomasa utilizan residuos como restos de poda o huesos de aceituna, haciéndolas opciones ecológicas. Las estufas emiten aire caliente directamente, mientras que las calderas calientan agua que se distribuye por radiadores o suelo radiante.

Estos sistemas son ideales para casas con espacio para guardar pellets o huesos. Las calderas requieren un lugar para almacenar la biomasa. Para calentar toda una casa con una estufa, se necesitaría un sistema de conductos de aire; una caldera lo hace con radiadores.

Caldera biomasa

VENTAJAS

Ecológico y renovable: No emite CO2 neto.
Costo anual bajo, por ejemplo, 559 € al año.

INCONVENIENTES

Se necesita un conducto para el humo.
Mantenimiento regular: limpiar cenizas y la cámara de combustión.

 

3️⃣Bombas de calor: Calientan y enfrían

Las bombas de calor usan energía del exterior para calentar o enfriar tu casa. Existen varios tipos:

Aire acondicionado: Estas son bombas de calor que trabajan de aire a aire. Usan el calor del aire exterior para calentar o enfriar el aire de tu casa. Son útiles como complemento a otros sistemas de calefacción o como el principal en lugares cálidos.

Aerotermia: Estas son bombas de calor de aire a agua, calentando el agua en un circuito como una caldera. Son buenas para casas nuevas o reformas completas.

Bomba de calor

VENTAJAS

Muy eficientes: Por cada kWh de electricidad, generan 4 kWh de calor. Aunque la electricidad sea cara, su consumo energético es económico, costando entre 240 y 300 € al año (para aerotermia podría necesitar más potencia contratada).
Enfrían en verano.
Consideradas renovables por su alto rendimiento.

INCONVENIENTES

Necesitan unidades exteriores, que a veces no es posible instalar.
La aerotermia requiere una inversión inicial alta, alrededor de 8.000 euros para 16 kW.

    Calderas de Gasóleo: En Desuso

    Las calderas de gasóleo, como las de carbón, se espera que desaparezcan de los hogares para lograr metas ambientales. Aunque comunes en casas aisladas sin acceso a gas, ya no se aconseja instalarlas. Si tienes una, piensa en cambiarla por algo más eficiente y limpio, como biomasa o aerotermia.

    VENTAJAS

    • Casi 100% eficientes, durables y calientan rápido.
    • No dependen de electricidad o gas, se pueden poner en cualquier sitio.

    INCONVENIENTES

    • Más contaminantes que las de gas.
    • Necesitan un depósito para el gasóleo.
    • El gasóleo es caro, unos 934 € al año.

    Calderas Con Fecha de Caducidad Ten en cuenta las normas europeas que buscan eliminar calefacciones con combustibles fósiles.

    Para 2035, se planea reemplazarlas todas. Esto significa que, después de esa fecha, no podrás comprar calderas de gas o gasóleo, y si se rompen, tendrás que cambiarlas. Aunque parece lejano, es menos tiempo del que dura una caldera. Es importante considerarlo, especialmente si necesitas obras grandes para una caldera de condensación.

    Desde 2028, no se permitirán calderas comunitarias de gas o gasóleo en edificios, y desde 2024, ya no habrá ayudas para comprar calderas de condensación.

     

    Acumuladores y radiadores eléctricos: Simples de instalar

    Estos dispositivos usan electricidad para calentar resistencias internas, una energía común en la mayoría de las casas. Son más adecuados para segundas viviendas que se usan poco. Los acumuladores son una alternativa cuando no se pueden hacer obras o no hay acceso al exterior, pero es mejor considerar otras opciones.

    VENTAJAS

    No contaminan directamente, aunque sí indirectamente por la electricidad que consumen.
    Bajo costo inicial y fácil de instalar.
    No necesitan mucho espacio.

    INCONVENIENTES

    Menos eficientes que las bombas de calor.
    La electricidad es costosa y puede requerir más potencia contratada. Los radiadores cuestan alrededor de 1.174 € al año y los acumuladores 1.067 €.
    Menor confort en comparación con otras soluciones debido a su baja inercia térmica.

     

    Sistemas eléctricos de calefacción tradicionales

    Dispositivos como calefactores, convectores, radiadores y estufas usan electricidad para generar calor. Todos ellos son casi 100% eficientes, transformando casi toda la electricidad que usan en calor. Sin embargo, varían en cómo reparten ese calor, la potencia que necesitan y su costo.

    Calefactores
    Estos son dispositivos pequeños y portátiles que emiten aire caliente.

    VENTAJAS

    Costo inicial muy bajo, cerca de 30 €.
    Fáciles de mover de un sitio a otro.
    Buenos para calentar espacios pequeños rápidamente.

    INCONVENIENTES

    Hacen ruido.
    Consumen mucha electricidad.
    No brindan mucho confort, el calor se dispersa rápido y no se reparte bien.
    Gasto por hora: 0,37 €/h.

     

    Convectores

    Como los calefactores, los convectores emiten aire caliente, pero son más grandes y parecen radiadores tradicionales.

    VENTAJAS

    • Hacen menos ruido que los termoventiladores.

    INCONVENIENTES

    • No son recomendables para baños.
    • Gasto por hora: 0,37 €/h.

    Estufas Halógenas Estas estufas generan calor a través de la radiación infrarroja de sus tubos halógenos.

    VENTAJAS

    • Se calientan rápidamente.
    • Dirigen el calor hacia donde apuntan.

    INCONVENIENTES

    • Pierden efectividad a pocos metros de distancia.
    • Gasto por hora: 0,20 €/h.

     

    Radiadores de aceite

    Estos radiadores funcionan calentando aceite en su interior con resistencias eléctricas, pareciéndose a los radiadores de agua tradicionales.

    VENTAJAS

    Producen un calor agradable.
    Son silenciosos.
    Calientan bien toda la habitación y pueden estar encendidos por mucho tiempo.

    INCONVENIENTES

    Tardan en calentar.
    Son difíciles de mover por su tamaño y peso. Para calentar varias habitaciones, es mejor tener varios radiadores.
    Gasto por hora: 0,575 €/h.

     

    Estufas de gas butano o propano

    Son estufas que usan gas butano o propano para quemar y calentar el aire alrededor.

    VENTAJAS

    Dan un calor agradable.
    No usan electricidad.
    Son fuertes y calientan habitaciones grandes fácilmente.

    INCONVENIENTES

    Suelten CO2 y otros contaminantes, así que solo se deben usar en lugares con buena ventilación.
    Gasto por hora: 0,453 €/h.

     

    Calefacción Geotérmica

    La geotermia utiliza el calor del subsuelo para calentar agua que luego circula por suelos radiantes o radiadores. Es una opción renovable y ecológica, ideal para casas grandes con bastante terreno para enterrar las tuberías y alto consumo de calefacción. Si tu casa no cumple con estas condiciones, la geotermia quizás no sea para ti.

    Descubre cómo funciona la geotermia en este vídeo.

    VENTAJAS

    • Parecidas a las de la aerotermia.
    • Calefacción limpia y confortable para toda la casa.
    • Respetuosa con el medio ambiente.
    • Más económica que una caldera de gasoil.
    • También genera agua caliente para uso doméstico.
    • Si ya tienes suelo radiante o radiadores, puedes usar la misma instalación.
    • Climatiza durante todo el año, incluso puede enfriar en verano usando suelo radiante. Agregando fancoils, puedes reemplazar el aire acondicionado.
    • Se puede combinar con paneles solares fotovoltaicos para reducir aún más el consumo eléctrico.

    INCONVENIENTES

    • Más caro que una caldera de gasoil.
    • Hay que añadir el costo de instalar las tuberías subterráneas, que pueden ser horizontales o verticales, según el terreno.
    • Si no tienes suelo radiante o radiadores, se suma el costo de esa instalación.
    • La bomba necesita electricidad, aunque solo usa una cuarta parte de la energía que genera.

    Te asesoramos durante la elección de sistema de calefacción

    Sistemas de calefacción por tipo de instalación

    No hay un único sistema de calefacción perfecto para todas las situaciones, pero el más común por su comodidad y el calor que ofrece es el de radiadores de agua caliente.

    Empezaremos por este, pero considera también los otros tres que pueden ser más adecuados para tus necesidades.

    Circuito de radiadores de agua con caldera

    En las ciudades, normalmente se usa una caldera de gas (habitualmente gas natural, pero puede ser propano, gasoil o butano) que calienta un circuito de radiadores, a menudo de aluminio por su capacidad de mantener el calor. Es ideal para casas grandes y frías, y permite calentar solo las zonas que se usan para ahorrar energía.

    Suelo radiante

    Aquí, los radiadores son reemplazados por tuberías de agua caliente o resistencias eléctricas bajo el suelo. Es muy eficiente a baja temperatura y puede usar una caldera de gas, paneles solares o electricidad. Ofrece un calor muy agradable, pero requiere levantar el suelo para instalarlo, así que es mejor para construcciones nuevas o renovaciones. También puedes considerar el techo radiante.

    Sistemas de bombas de calor

    Estos sistemas de calefacción pueden ser independientes, calentando solo la habitación donde están, o centralizados. Son muy eficientes y con tecnología inverter también enfrían.

    Calefacción eléctrica por acumulación

    Funciona bien con tarifas eléctricas con discriminación horaria, ya que almacena calor en acumuladores para liberarlo luego. El calor se libera por convección natural o con ayuda de un ventilador.

    Te asesoramos en la elección de sistema de calefacción

    Ahorra hasta un 80%

    Contáctanos