Calefacción industrial: Todo lo que necesitas saber

Exploramos soluciones de calefacción industrial ideales para calentar grandes espacios, desde naves hasta auditorios, garantizando eficiencia y confort.

Calefacción industrial

Tipos de calefacción para grandes espacios

Si necesitas calentar un lugar grande, como una fábrica, un edificio público, un auditorio, una discoteca o una terraza, sabrás que no es tarea fácil. Estos sitios son enormes, suelen tener el techo muy alto y muchos rincones por donde se escapa el calor. Elegir el mejor sistema para calentar estos espacios es importante y depende de varios factores, incluyendo qué tipos de calefacción existen.

Calor con cañones de aire: Son una opción económica y fácil de instalar. Vienen en dos tipos: los de combustión directa, perfectos para usar en momentos puntuales o de apuro, y los de combustión indirecta, ideales para carpas de eventos, talleres o durante una construcción. Funcionan con gas o diésel. Sin embargo, no son la mejor opción para lugares muy altos porque el calor sube y se pierde en las zonas bajas.

Radiadores eléctricos: Es el sistema tradicional que todos conocemos. Funcionan bien en espacios pequeños o en áreas específicas que necesitan calor directo. Son comunes en terrazas de bares o en estadios, pero no son la mejor opción para calentar grandes espacios porque son bastante caros.

Paneles radiantes o infrarrojos: Estos paneles se ponen en el techo y usan gas para funcionar. Calientan de manera parecida a como lo hacen los rayos del sol y son buenos para lugares abiertos o muy grandes, como iglesias o polideportivos. Hay modelos portátiles que pueden usarse para calentar áreas específicas. Son eficientes y calientan de manera uniforme.

Suelo radiante: Se instala debajo del suelo y funciona con agua caliente que circula por unas tuberías. Es un sistema que no se ve, reparte el calor de manera uniforme y hace que el lugar se sienta cómodo. Lo malo es que tarda en calentar y puede ser caro. Lo puedes encontrar en colegios, hospitales y piscinas cubiertas.

Climatizadores: Son buenos para calentar diferentes áreas rápidamente. La instalación es sencilla, son económicos y calientan rápido.

¿Cómo ahorrar en calefacción industrial con un sistema eficiente?

Calefacción industrial: El otoño nos recuerda que es hora de pensar en la calefacción, especialmente en lugares grandes como naves industriales. Elegir bien el sistema es clave para un ambiente de trabajo óptimo, lo que a su vez mejora la productividad.

El reto de calentar grandes espacios: Conseguir una temperatura agradable en espacios grandes puede ser complicado. Si no se hace bien, puede afectar tanto a la productividad como a la salud de los trabajadores. En estos lugares, el calor tiende a subir, dejando frío el suelo donde la gente trabaja.

El generador de calor industrial: Una solución eficaz son los generadores de calor. Son ideales para naves industriales y talleres porque son fáciles de instalar, ocupan poco espacio, son económicos y muy efectivos. Funcionan tanto con diésel como con gas.

Funcionamiento de los generadores de calor industrial: Estos generadores funcionan calentando aire con una caldera de gas o gasoil y luego distribuyéndolo por el espacio. Esto ayuda a mantener una temperatura uniforme en toda la nave, mejorando así el ambiente de trabajo.

Precio calefacción industrial

Tipo de sistema de calefacción: No todos los sistemas de calefacción industrial cuestan lo mismo. Algunos, como los generadores de aire caliente, pueden ser más económicos tanto en instalación como en mantenimiento. Otros, como los sistemas de calefacción por suelo radiante, pueden tener un costo inicial más alto pero ofrecen eficiencia a largo plazo.

Tamaño del espacio: Cuanto más grande sea el espacio que necesitas calentar, mayor será el costo. Esto se debe a que necesitarás un sistema más potente o más unidades de calefacción para cubrir toda el área de manera efectiva.

Tipo de combustible: El precio también varía según el tipo de combustible que uses (gas natural, propano, diésel, electricidad, etc.). Algunos combustibles son más baratos que otros, pero también debes considerar su eficiencia y el impacto ambiental.

Eficiencia energética: Los sistemas más eficientes suelen tener un costo inicial más alto, pero pueden ayudarte a ahorrar dinero a largo plazo gracias a su menor consumo de energía. La eficiencia energética no solo afecta tu factura de energía, sino también tu huella de carbono.

Costos de instalación y mantenimiento: No solo hay que pensar en el precio del sistema en sí, sino también en cuánto costará instalarlo y mantenerlo. Algunos sistemas son más complicados de instalar y requieren mantenimiento más frecuente, lo que aumenta el costo total.

Localización y clima: Dependiendo de dónde esté tu negocio y del clima de la zona, tus necesidades de calefacción variarán. Esto puede influir en el tipo de sistema que sea más adecuado para ti y, por tanto, en su precio.

Empresa instaladora de calefacción industrial

Naturclima lleva 18 años proveyendo soluciones de calefacción para casas y negocios. Ofrecemos asesoramiento gratuito y estudios personalizados, enfocándonos en adaptar nuestras soluciones a las necesidades de cada cliente, asegurando eficiencia y confort.

Pide ya tu presupuesto sin compromiso para disfrutar de la energía fotovoltaica

Ahorra hasta un 70% instalando placas solares

Te asesoramos