¿Por qué no calienta mi radiador? Solución y causas

¿Por qué no calienta mi radiador? Es importante analizar las causas comunes para encontrar soluciones efectivas, reduciendo el consumo energético y mejorando el rendimiento de tu calefacción.

Muchas de estas soluciones las puedes hacerlas tú mismo. Un buen mantenimiento del radiador es clave para su funcionamiento óptimo, evitando problemas como falta de calor o fugas.

¿Por qué no calienta mi radiador?

¿Necesitas ayuda? Te asesoramos en lo que ncesites

¿Cómo funciona un radiador?

Entender cómo funcionan los radiadores de agua es simple. Una caldera calienta el agua y una bomba la envía a través de un circuito cerrado hacia el radiador. El agua entra por una llave, llena el radiador hasta arriba, y luego circula a través de él. Una vez que el radiador está lleno, el agua sale por una válvula llamada detentor. Este proceso es esencial para calentar tu hogar de manera eficiente.

Causas por las que un radiador no calienta

  1. Aire en el interior: Si hay aire en el interior empeora la eficiencia. Instalar un purgador automático puede prevenir este problema permanentemente.
  2. Llave de paso cerrada: Si la llave está cerrada no deja que el agua entre en el radiador, ábrela girándola al contrario de las agujas del reloj.
  3. Detentor cerrado: Si el detentor está cerrado, usa una llave Allen para abrirlo girándolo al contrario de las agujas del reloj.
  4. Obstrucción en el circuito: Si sospechas una obstrucción, cierra todos los aparatos y comprueba la presión de la caldera (entre 1 y 1.5 bar). Si no se soluciona, puede ser necesario desmontar el radiador para desatascar la instalación.

Soluciones cuando un radiador no calienta

Si tu radiador no calienta adecuadamente, aquí tienes seis soluciones sencillas:

  1. Purga el radiador: Elimina el aire atrapado purgando el radiador.
  2. Revisa la válvula del termostato: Asegúrate de que esté abierta y funcione correctamente.
  3. Equilibra el sistema: Si otros radiadores están muy calientes, ajusta las válvulas para equilibrar el calor.
  4. Verifica la bomba de circulación: Comprueba que esté operativa y, si no, considere repararla o reemplazarla.
  5. Chequea la presión del sistema: Debe estar dentro de los límites (normalmente entre 1 y 1,5 bares).
  6. Busca fugas: Revisa si hay fugas en el radiador que afecten su eficiencia, Puedes comprobar si hay fugas colocando papel debajo de los radiadores, si estos después de unas horas estan mojados posiblemente tengas una fuga.

Si aún con estas soluciones el radiador no funciona, sería bueno consultar a un profesional.

¿Necesitas ayuda? Te asesoramos en lo que ncesites

¿Qué ocurre cuando un radiador no calienta en la parte inferior?

A veces, la parte superior del radiador puede estar caliente mientras que el resto está frío. Esto puede suceder cuando el agua caliente no circula adecuadamente a través de todo el radiador, impidiendo que caliente bien la habitación. Una causa común es que el detentor, una válvula en la parte inferior del radiador, esté cerrado. Para solucionar esto, simplemente localiza el detentor, quita la tapa si es necesario y gira el tornillo al contrario de las agujas del reloj abrirlo.

¿Por qué hay una parte fría en la sección inferior del radiador?

Si tu radiador está correctamente instalado, purgado y el detentor está abierto, es común que la parte superior esté más caliente que la inferior. Esto se debe a cómo funciona la válvula termostática y generalmente no es un problema. Es normal que haya una diferencia de temperatura entre la parte superior e inferior del radiador, pero si la diferencia es muy grande, podría indicar un problema, que a menudo está relacionado con el detentor cerrado.

¿Qué es el detentor de un radiador?

El detentor es una válvula ubicada en la parte inferior del radiador que regula la salida de agua. Mientras el agua entra por la parte superior a través de otra válvula, el detentor se encarga de su salida, normalmente situado en el lado opuesto de la entrada. Si tu radiador no calienta adecuadamente, revisar estas válvulas puede ayudarte a solucionar el problema sin necesidad de un técnico.

¿Necesitas ayuda? Te asesoramos en lo que ncesites

El último radiador no calienta

Si el radiador más alejado de la caldera no calienta, puede deberse a que el agua caliente no llega hasta allí. Un truco para solucionar esto es ajustar los detentores de los radiadores, comenzando por el más cercano a la caldera. Cierra el detentor y ábrelo un poco, aumentando la apertura gradualmente en los radiadores siguientes. Esto equilibra el flujo de agua caliente, permitiendo que todos los radiadores se calienten de manera uniforme y solucionando el problema de los radiadores que no calientan.

Problemas frecuentes en los radiadores

Para reparar una llave de radiador que gotea, sigue estos pasos:

  1. Cierra las entradas y salidas de agua del radiador.
  2. Retira la llave del radiador, especialmente si presenta moho, y cambia su junta de estanqueidad.
  3. Coloca un cubo debajo del radiador y vacía el agua.
  4. Reemplaza la junta de estanqueidad dañada y sucia por una nueva.
  5. Vuelve a colocar el tapón, asegurándote de que esté bien apretado para evitar más fugas.
  6. Abre las válvulas y enciende la calefacción poniendo la caldera en modo invierno para comprobar.

Para colocar una llave termostática y desatascar el émbolo:

  1. Cierra las entradas y salidas del radiador y quita la tapa de la llave, dando pequeños golpes al émbolo si está atascado.
  2. Reemplaza el cabezal de la válvula por un regulador termostático y ajusta la nueva pieza.

Esto te permitirá controlar mejor la temperatura y ahorrar en calefacción.

Mejorar el rendimiento de un radiador que no calienta

  1. Colocar una lámina reflectante: Ponla detrás del radiador para evitar que el calor se pierda en la pared. Esto te ayudará a ahorrar calefacción y a aprovechar mejor el calor emitido.
  2. Aislar puertas y ventanas: Asegúrate de que tu hogar esté bien aislado para mantener el calor dentro. Revisa la caja de la persiana y verifica el aislamiento de puertas y ventanas, especialmente las correderas. Un buen aislamiento evitará la pérdida de calor, incluso si el radiador funciona bien.

Realiza un correcto mantenimiento a tu calefacción

Ahorra hasta un 40% con un buen mantenimiento

Contáctanos